RUTA ARQUEOLÓGICA — Equinoccio Hotel
Equinoccio Hotel
What are you looking for?

RUTA ARQUEOLÓGICA

RUTA ARQUEOLÓGICA

Joya de Cerén (Aprox. 50 min)

Un pueblo agrícola maya precolombino que data del año 600 d.C. y el único sitio declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en El Salvador, las impresionantes ruinas de Joya de Cerén fueron descubiertas en 1976 y desde entonces se han convertido en uno de los sitios arqueológicos más visitados del país.

Cubierto por las cenizas durante la erupción del volcán Laguna Caldera, el pueblo enterrado se conservó en condiciones casi perfectas, lo que le valió el apodo de “Pompeya de las Américas” y ofreció una visión única de la vida y la cultura de los antiguos mayas de la región. comunidades Hoy en día, se han descubierto los restos de alrededor de 70 estructuras en el sitio, 10 de las cuales han sido excavadas y están abiertas al público, incluidos almacenes, cocinas, talleres, un área de culto y un temazcal (baño ceremonial).

El Tazumal (Aprox. 50 min)

Tazumal fue escenario de un importante y sofisticado asentamiento maya que existió entre los años 100 y 1200 d.C. Después de una larga ocupación, el sitio fue abandonado alrededor del año 1200 d.C. y ahora es un tesoro lleno de historia.

La Estructura 1 es una de las principales, con una altura de 24 metros y 13 etapas de construcción datadas entre el 100 y el 800 d.C. El edificio principal es una gran estructura rectangular de estilo maya coronada por un templo. Tiene 13 capas concéntricas y las últimas forman, además de la pirámide, un juego de pelota y un sistema de drenaje de agua.

San Andrés (Aprox. 40 min)

El sitio arqueológico maya de San Andrés está ubicado en el valle de Zapotitán, en el departamento de La Libertad. Este Parque Arqueológico es uno de los sitios precolombinos más grandes de El Salvador. Las excavaciones en San Andrés han revelado que esta fue una zona de eventos políticos y ceremoniales de gran importancia en la región. Según los historiadores, durante el Período Clásico Tardío, la cultura maya estuvo en su punto más alto. En este punto, San Andrés se estableció como una ciudad regional principal que controlaba las áreas circundantes.