RUTA CAPITAL (CIUDAD DE SAN SALVADOR) — Equinoccio Hotel
Equinoccio Hotel
What are you looking for?

RUTA CAPITAL (CIUDAD DE SAN SALVADOR)

RUTA CAPITAL (CIUDAD DE SAN SALVADOR)

Parque Nacional El Boquerón (Aprox. 1.3 horas)

El Boquerón es un espacio natural ubicado en la cima del volcán San Salvador. El parque se encuentra a una altitud de 1.700 metros sobre el nivel del mar; está en las afueras de la capital del país, a unos 23 kilómetros del casco histórico de San Salvador.

El Parque Nacional El Boquerón es un paraíso natural ideal para hacer turismo y disfrutar de la naturaleza salvadoreña en su máxima expresión. La mejor parte es que está a solo unos 20 minutos de San Salvador. La principal atracción del parque es el asombroso gran cráter, que tiene aproximadamente 1,5 kilómetros de diámetro y unos 550 metros de profundidad. El Boquerón tiene un clima refrescante todo el año. Los visitantes pueden disfrutar del agradable clima y caminar por los senderos rodeados de pinos. Aquí se puede apreciar la belleza de la flora y fauna local. Según los historiadores, dentro del cráter principal de este volcán, solía haber un lago. Sin embargo, el lago desapareció durante la erupción de 1917 y dejó en su lugar un mini cráter de volcán conocido comúnmente como El Boqueroncito.

Centro de San Salvador (Aprox. 1.2 horas)

El Centro Histórico de San Salvador cuenta con edificios icónicos como el Palacio Nacional, el Teatro Nacional y la Catedral Nacional. También cuenta con plazas con una gran historia que se remonta a la época colonial, como la Gerardo Barrios y la Plaza de la Libertad. El centro histórico de San Salvador cuenta con edificios, iglesias y plazas muy conocidas que han jugado un papel importante en la historia cultural y política del país; la zona es el centro cultural e histórico del país.

Vale la pena visitar el área del centro histórico de San Salvador debido a sus hermosos edificios restaurados, plazas históricas e iglesias icónicas. En esta zona céntrica, te sorprenderá la majestuosidad del Palacio Nacional y el Teatro Nacional. También, la Catedral Metropolitana. Estas plazas han sido centro de acontecimientos históricos salvadoreños y centroamericanos.

Por último, los visitantes también pueden ir de compras a los mercados locales cercanos o disfrutar de las comidas tradicionales salvadoreñas en uno de los muchos restaurantes o cafés.

El Palacio Nacional salvadoreño

El Palacio Nacional salvadoreño es uno de los edificios más emblemáticos y majestuosos del país. Este icónico edificio fue declarado Monumento Nacional en 1980. El Palacio Nacional fue construido con dinero recaudado al gravar cada quintal de café exportado; por eso también se le llama Palacio del Café.

El edificio cuenta con cuatro ambientes principales y 101 ambientes secundarios. Cada una de las cuatro salas principales tiene un color distintivo que describe su uso en el pasado.

El Teatro Nacional

El Teatro Nacional es otro edificio icónico del distrito histórico que vale la pena visitar. Fue construido entre 1911 y 1917 con un estilo renacentista francés. A lo largo de los años, este edificio con una capacidad de más de 600 asientos ha sido escenario de óperas italianas, dramas, conferencias científicas, conciertos benéficos y grandes películas cinematográficas.

Hoy, el Teatro Nacional brinda servicios y espacio para talleres de arte, conciertos, sinfonías, espectáculos musicales, producciones de danza y mucho más. El teatro cuenta con cinco áreas para la realización de estas actividades, la Gran Sala, el Foyer, el Vestíbulo, la Sala de Conferencias y la Sala Pequeña para exposiciones de arte menor.

La Catedral Nacional

Otro edificio destacado para visitar en el distrito histórico del centro es la Catedral Nacional de San Salvador o Catedral Metropolitana de San Salvador. La Catedral Nacional en el distrito del Centro Histórico es la iglesia principal de la Arquidiócesis Católica Romana de El Salvador; honra al Divino Salvador del Mundo o Divino Salvador del Mundo, en español.

Los sacerdotes rectores de esta iglesia en sus inicios fueron José Matías Delgado y Nicolás Aguilar. Estos dos sacerdotes son históricamente conocidos como héroes de la independencia del país de España.

Esta iglesia de estilo colonial español fue inaugurada en 1999 y es la tercera versión de la catedral. La primera iglesia fue destruida en 1873 por un terremoto y la segunda en 1951 por un incendio.